Usuario:Andycyca/WikiBlog/Impresiones post-viaje

De Wikimedia México
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

English version

Es bien sabido que viajar es una de las mejores experiencias que se pueden vivir, sobre todo en el siglo XXI. Con una búsqueda cualquiera encontrarán diez mil artículos tipo clickbait en los que encontrarán “Diez razones por las que vale la pena viajar a un país desconocido”, “Las cinco revelaciones que tuve en mi viaje a Marruecos” o incluso “Veinte cosas que aprendí al visitar el Medio Oriente”. Hoy no encontrarán nada de eso aquí

"Viajar es fatal para el prejuicio, la intolerancia y la estrechez mental y muchas de nuestras personas lo necesitan por estas razones. Las visiones amplias, integrales y caritativas del hombre y las cosas no pueden ser adquiridas al vegetar en una pequeña esquina de la Tierra durante toda la vida"Mark Twain

Pero sí tengo mucho que escribir después de mi primer viaje internacional. Mi primera Wikimanía. Mi primera vez en el Viejo Continente…fue un viaje lleno de primeras veces.

Usualmente preparo un poco mis posts, pero esta vez quiero dejar todo con sabor rústico, sin pulir y sin sazonar. Voy a escribir y editar sólo lo más esencial, pero en general dejaré todo como me salga de la cabeza. Adelante.

El viaje

[editar]

No es la primera vez que viajo en avión, pero nunca había estado en un solo trayecto durante más de 6 horas. Afortunadamente logré estar junto a dos grandes amigos para echar relajo, compartir vino y para no tener pena de pedir permiso para ir al baño. El avión en sí era muy nuevo, cómodo y agradable. St. Paul’s Cathedral (own work)

No he viajado mucho en avión y quizá por eso me sigue pareciendo casi magia el poder alzar una lata gigante y hacer que viaje todo el Atlántico.

Además está el saberse físicamente alejado de tu país, de tu tierra natal. El trayecto en sí es un tiempo bonito para reflexionar entre cabeceadas lo que significa estar lejos del hogar, o simplemente preguntarse qué significa “hogar”

El trabajo

[editar]

Al contrario de lo que muchos pensaban, no fui de vacaciones. Es cierto que me moría de ganas de conocer la capital financiera del mundo, pero el evento en sí es también una experiencia irrepetible.

Una cosa es viajar por todo el mundo, conociendo diferentes personas, lugares y costumbres. Pero es mucho más eficiente hacer que gente de todo el mundo viaje a un solo lugar para compartir todos sus conocimientos («Eso es lo que estamos haciendo»). Así, sólo tienes que viajar una vez y en lugar de pasar por miles de aduanas y oficiales de seguridad, te dedicas a regalar dulces típicos mexicanos y a compartir ideas.

Al mismo tiempo, todo fue tomar notas sobre lo que es el evento. Sobre las quejas de todos, las ideas que les gustaría ver realizadas el próximo año cuando organicemos todo en la Ciudad de México. Iván Martínez, presidente de Wikimedia México al hacer el anuncio de Wikimania 2015 (cc by / Sebastiaan ter Burg / Flickr)

Me sorprendió la reacción de nuestros futuros invitados al hacer el anuncio del evento del próximo año. Muchos alabaron el recinto (la Biblioteca Vasconcelos), muchos se emocionaron por conocer México, por aprender español, por contagiarse del entusiasmo que emana el equipo organizador.

El lugar

[editar]

Mentiría si les dijera que no salí a conocer Londres.

Pero vivo en una Gran Ciudad y sé que las Grandes Ciudades siempre tienen lugares por conocer. Siempre hay un museo, una plaza, una fuente, un camino, un edificio que hay que conocer. En ellos, hay galerías, exposiciones de arte, conciertos, muestras gastronómicas y artistas de toda clase y tipo.

Conocí muy poco de la ciudad, pero creo que conocí lo suficiente para el tiempo que estuve ahí.

He aprendido en mis (pocos) viajes que me gusta más conocer poco, pero conocer a gusto. Desde luego, quería comerme Londres a fotos en cada paso y cada media cuadra, pero dudo que eso habría hecho mejor la experiencia.

Tomé muchas fotos, pero no tomé fotos de todo lo que me encontré sino sólo de lo indispensable, de lo más apantallante. Creo que mis caminatas habrían sido malas si me hubiera dedicado a capturarlo todo.

La esencia es, a fin de cuentas, saber que todo eso se irá. Que aunque quiera, no podré conocer todo Londres, ni siquiera todo City of London. Que se me acaba el tiempo antes de regresar a casa y que prefiero dejar incógnitos, una promesa o ilusión de regresar algún día.

Pero disfruté caminar y que me dolieran los pies como pocas veces en mi vida. Disfruté hacer chistes con mis amigos viejos y nuevos. Disfruté ver edificios que sólo están en mi memoria y disfruté correr por el metro aún si no pude apreciar su belleza.

Eso, para mí, es vivir el presente.


Adiós Londres. Gracias por Wikimania y por la gente que conocí ahí. Gracias por ser una experiencia más con mis amigos, por ser el escenario de nuevas amistades.

Gracias por ser un reto, una ilusión y una promesa. Gracias por tus calles largas y sin sentido, gracias por tus kebabs y por los millones de inmigrantes que me recordaron la frase «home will be where your heart is».

Gracias por ser una memoria que quiero recordar hasta que muera. Gracias por aceptarme. Gracias por dejarme volver a mi querida Ciudad de los Palacios.

(Publicado originalmente en Medium)